RENÉ VIETTO, AQUEL CICLISTA POPULAR PERO SIN SUERTE. NOS ESCRIBE GERARDO FUSTER

RENÉ VIETTO, AQUEL CICLISTA POPULAR PERO SIN SUERTE. NOS ESCRIBE GERARDO FUSTER

Tengo en mente el nombre de René Vietto, un ciclista sumamente popular en aquellos lejanos tiempos que, a pesar de sus excepcionales facultades físicas, no consiguió ningún triunfo absoluto en el Tour de Francia. No habiéndole faltado, con todo, ocasiones para conseguirlo. Tenemos hoy la oportunidad de adentramos un poco en torno a la admirable y a la vez ejemplar silueta deportiva de Vietto, un corredor que cosechó una loable fama en su época y que fue, hay que decirlo y lo afirmo sigularizando, el primer ídolo en mi juventud emanado del campo de las dos ruedas.
No en vano, antes de sumergirnos en el tema, quisiéramos destacar un antecedente que de por sí refuerza lo que fue este ciclista francés llamado Vietto. Se empezó a hablar de él, a la temprana edad de los 20 años, allí en el año 1934. Llegó al ciclismo un tanto por casualidad dado que trabajaba como botones en un renombrado hotel que se erigía en la ciudad de Cannes de donde era más o menos oriundo al haber nacido en la cercana localidad de Rocheville, en los Alpes-Marítimos.
Concurrió al Tour como simple doméstico al servicio del conocido Antonin Magne, su capitán, que se adjudicaría con autoridad la prueba en cuestión. Vietto surgió un poco de la nada al vencer en tres etapas en el transcurso de la ronda. Sin embargo, lo que fueron las cosas, fue en el mismo corazón de los Pirineos, afrontando el collado del Portet d´Aspet, cuando su director técnico le ordenó que parase y cediera la rueda delantera a Magne, que había sufrido una seria avería. Lo cierto es que el bravo Vietto, sumergido en la soledad de la carretera, con cólera y con amargo desespero, debió esperar veinte largos minutos para que al fin pudiera reemprender de nuevo la marcha con una nueva rueda restituida. Magne, lo reiteramos, pudo ganar el Tour con paz y cierta tranquilidad. Vietto consiguió llegar a París y clasificarse en el quinto de la tabla absoluta, adjudicándose, eso sí, el Gran Premio de la Montaña, con 111 puntos, sobre nada menos el español Vicente Trueba, la “Pulga de Torrelavega”, que obtuvo 93 puntos. Se adjudicó, asimismo, cuatro victorias de etapa, concretamente en Grenoble, Digne, Cannes y Pau. En el Tour correspondiente al año 1939, logró ser segundo, siendo superado tan sólo por el belga Sylvère Maes, el vencedor de la edición.
Situándonos en el año 1947 y dejando atrás la Segunda Guerra Mundial, René Vietto volvió a la palestra con gran empuje y de tal manera que en la segunda etapa, de Lilla a Bruselas, protagonizó una valiente escapada que le valió como fruto el colocarse líder del Tour. Vistió la casaca de oro durante una quincena de días, pero todas sus ilusiones se desvanecieron en la etapa de contrarreloj, Vannes-Saint Brieuc, de nada menos 139 kilómetros de recorrido ¡qué tiempos aquellos! pensamos nosotros. Aquella jornada fue funesta para el esforzado Vietto, ciclista voluntarioso, de carácter violento, pero extremadamente generoso en sus actitudes. El franco-italiano Pierre Brambilla se hizo con el liderato, pero luego en la última etapa, decisiva, el diminuto y peculiar Jean Robic, en un golpe de gracia un tanto fortuito, conquistaría el triunfo definitivo en el Parque de los Príncipes de París, una gloria a todas luces inesperada. Vietto, aquel hombre que luchó siempre frente a la adversidad, debió contentarse con alcanzar el quinto puesto en la clasificación final, con otra segunda victoria destacada en la etapa Briançon-Digne, siempre entre montañas, su mejor arma a la hora de poner las cartas al descubierto.

Gerardo Fuster

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: