Buen negocio – mala reputación

Es fin de semana y la peña sale de fiesta. Esta mañana nos hemos encontrado con un montón de cristales delante de la tienda, se conoce que de un vaso de cubata reventado contra el suelo ya que entre todos los pedazos había un limón y una colilla. En ese momento se me apareció un angel en un hombro y un demonio en el otro:
-Demonio: Deja esos cristales ahí tirados, o mejor, espárcelos por la calle para que se note menos: más pinchazos, más trabajo para el taller = $$$!
-Ángel: Recoge esos cristales, no los dejes ahí tirados una rueda pinchada es una rueda que no puede rodar.

En ese momento el ángel sacó un hacha, le cortó la cabeza al demonio, pille la escoba y me puse a barrer la calle.

Chorrada! Total
Mensaje: Si sales de fiesta y rompes un vaso no lo hagas delante de una tienda de bicis. Gracias!

Comments

  1. dejalé, el tio ahora se cree el mas malote del barrio y su vida es un poco menos triste que ayer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: