Merecido triunfo del británico Wiggins en el Tour 2012. Nos escribe Gerardo Fuster

La vigésima etapa, el último capítulo del Tour, no tuvo alternativas como suele ser habitual. La clasificación absoluta no sufrió cambios y la jornada se convirtió en un paseo triunfal a favor de los ciclistas supervivientes, con un especial homenaje rendido al británico Bradley Wiggins, que se ha erigido como indiscutiblemente vencedor. Concluyó en los Campos Elíseos, en un marco que encierra una particular grandeza, con la victoria por parte de un velocista nato, el bien conocido Mark Cavendish, que rubrica su tercer triunfo de etapa en este Tour, y su cuarta conquista en París, tomando en consideración los que refrendó en los años 2009-10-11, una hazaña repetida para recordar.
En la larga historia del Tour, una vez más, las montañas alpinas y pirenaicas han tenido su papel preponderante y resolutivo, aunque no podemos silenciar la influencia marcada por los sectores individuales de contrarreloj, celebrados en el curso de esta 99ª edición, que han sumado un total de 101 kilómetros, una cantidad que a fin de cuentas se ha dejado entrever.
Wiggins, el ciclista que ha representado con autoridad manifiesta a la Gran Bretaña, no ha sido precisamente espectacular en sus acciones. Ha sabido dosificar concienzudamente sus esfuerzos y correr sobre todo con una inteligencia práctica, conociendo a fondo las reacciones de sus más temidos adversarios que, dicho sea de paso, con el peso de los kilómetros y la dureza de los últimos días, han ido capitulando de manera paulatina, señalando por empezar al australiano Cadel Evans, a los que siguieron otros varios.
Queremos dedicar un eco de elogio en torno a nuestro representante vasco Haimar Zubeldia (35 años), oriundo de Usúrbil, que ha conseguido hacerse con la sexta posición en la clasificación general, una gesta que se necesitaba. No dejamos en el olvido tampoco los triunfos parciales de etapa a cargo de los dos ciclistas murcianos, Luis León Sánchez y Alejandro Valverde, que en cierta manera nos han servido también de consuelo. Sabemos que los corredores españoles de varios años a esta parte nos dejaron el listón muy alto. Es por esta razón que su actuación global nos sabe a poco, a pesar de que las caídas fueron un mal sueño que contribuyeron a ahogar nuestras esperanzas.

Gerardo Fuster

Comments

  1. Buen articulo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: