Un duro golpe para el ciclismo. Nos escribe Gerardo Fuster

Al fin acaba de difundirse de manera oficial el veredicto de la Unión Ciclista Internacional (UCI) en torno a lo que ya había siendo noticia, caso dopaje, en el transcurso de estos últimos meses a través de la mayor parte de los medios informativos.
La triste historia ha fulminado de manera directa al ciclista estadounidense Lance Armstrong, idolatrado en todos los confines del globo por sus asombrosas prestaciones realizadas con preferencia en el célebre Tour de Francia, la prueba más importante del calendario rutero internacional, al triunfar en siete ediciones consecutivas. La última se remonta al año 2005; es decir, han trascurrido siete años para que todo su prestigio acumulado se haya derrumbado como un castillo de naipes. Todo se ha esfumado; ha quedado en nada.
La noticia, este fallo que acaba de salir a la luz, nos ha causado una desagradable impresión y al mismo tiempo una gran tristeza por el significado y la repercusión negativa que ha tenido y tiene en todos los ámbitos deportivos y en los que no lo son. Este fogonazo a todas luces funesto ha servido, dada su aparatosidad, para romper en cierta manera con las estructuras que sostienen las grandezas que encierra el ciclismo, que no son pocas. El pasado nos proclama sus portentosas e inolvidables gestas.
La UCI acaba de fallar tras el informe extensísimo emitido por USADA, el organismo estadounidense que decidió destapar el caso, con pelos y señales, el 13 de junio de este año. Se desposee a Lance Armstrong de los siete títulos alcanzados en el Tour, y posiblemente de otras victorias logradas en competición. Todo de por vida queda a cero. Han repercutido igualmente las declaraciones formuladas por sus antiguos compañeros de equipo, tales como Zabriskie, Leipheimer, Landis o Hamilton, entre otros. Esta sentencia, la más dura planteada en la esfera ciclista de todas las épocas, podría ser recurrida por Armstrong ante el TAS (Tribunal de Arbitraje del Deporte), aunque todo hace presagiar que la cosa quedará tal como está y no habrá una interposición al respecto. Al menos Armstrong, en su día, anunció esta intención.
Antes de finalizar este escrito, quisiéramos tratar de dilucidar el porqué este tema ha salido a la luz a estas alturas tras quedar tan alejado su postrer triunfo acontecido en el año 2005, el último de la serie. Un largo período que denota un encubrimiento por parte de varias personas responsables también alrededor del poderío suscrito por Lance Armstrong, la estrella del ayer. Imaginamos que decidieron silenciar ciertas operaciones fraudulentas, si se quiere denominar así, mediante la implicación de sumas económicas, léase dinero, este poderoso caballero que muchas veces esconde verdades.
No queremos olvidar, por ejemplo, el de que Armstrong se mantuvo incólume en la palestra durante siete largos años. De haber sido descubierta su turbulenta actuación con anterioridad, haciendo referencia a los organismos responsables de acallar el dopaje, con controles y demás, sea tras su segunda victoria en el Tour o bien en la tercera, de seguro que los males que arrastramos hoy hubieran podido ser atajados de una manera más efectiva. El estadounidense habría sido descalificado en su justa medida de tal manera que las siete coronas o parte de ellas no hubieran incidido en su historial. Una sanción a tiempo hubiera encauzado esta cuestión bajo otra senda. Nadie duda que varias personas del entorno de Armstrong, con el pasar del tiempo, escondieran en su fuero interno lo que sabían. En fin, que no se jugó limpio hasta que años más tarde, demasiados, decidieran desempolvar o delatar el asunto, poniendo todas las cartas boca arriba.

Gerardo Fuster

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: