El ciclocross, una modalidad ciclista con atractivo. Nos escribe Gerardo Fuster

Antecedentes
De un tiempo a esta parte tenía la intención de plasmar en este espacio que habitualmente se me reserva algo que hiciera referencia a una especialidad con que cuenta el mundo del pedal y que quizá aquí valdría la pena realizar siquiera un comentario alusivo a esta modalidad que se escapa de las convencionales pruebas de carretera o de pista que los aficionados, por descontado, siguen bastante más de cerca en aras a la popularidad.

Un buen amigo de la publicación “My Beautiful Parking”, que posee a todas luces un corazón entusiasta, me transmitió esta idea de escribir algo acerca de los que los franceses o ingleses denominan cyclo-cross, o bien que nosotros denominamos ciclocross, esta dura disciplina ciclista que encontró su inicio y hasta plenitud a mediados del pasado siglo XX a través de unos esforzados ciclistas, actores, que encumbraron esta nueva especialidad bajo el dominio preferente llevado a cabo con preponderancia por parte de representantes del país galo. Cupo destacar de manera destacada, en aquellos inicios, los franceses Dufraisse, Robic y Rondeaux. Luego, con el pasar de los años este reinado pasó a ser propiedad, salvo excepciones, de otros atletas del pedal procedentes de países tales como Bélgica o bien la misma Holanda, la tierra de los tulipanes.

¿Qué es eso del ciclocross?
¿En qué consiste esta modalidad deportiva de la bicicleta?, se preguntarán algunos. No es otra cosa que realizar un número determinado de vueltas alrededor de un circuito, con tramos de carretera asfaltada, caminos más o menos tortuosos, que sortean a veces sendos prados un tanto extensos. El recorrido por sistema reúne cierta dureza, involucrando una serie de obstáculos, naturales o bien artificiales, que forzosamente obligan al corredor participante a bajarse de la bicicleta para cubrir en mejores condiciones un trecho amenazante y hasta peligroso, vuelta tras vuelta.

Las bicicletas son especiales, con neumáticos anchos y dibujados debidamente para mejor resistir y soportar las incomodidades del terreno. Posee un eje de “pedalier” más bien alto para poder salvar las irregularidades o elevaciones inesperadas del recorrido. Va provista de frenos por partida doble con el fin de solventar el barro que suele acumularse en sus puentes de sustento. Hay que tener en cuenta que, por lo general, el calendario vigente que sustenta las competiciones oficiales de ciclocross se centra más bien en la época invernal, estación propicia para la práctica de este deporte un tanto singular. No es de extrañar que imperen los fríos, las lluvias e incluso las nieves, y así otros detalles adversos que no vamos a exponer para no alargar en demasía el contenido de este reportaje.

Hombres de reconocido prestigio
El máximo acaparador de títulos mundiales en esta escala, siempre centrándonos en el campo profesional, fue el conocido ciclista flamenco Erik de Vlaemick, que también cosechó laudables méritos en la especialidad de carretera. Logró alcanzar nada menos que siete títulos mundiales, que no son pocos. A continuación, con cinco, figuran el francés André Dufraisse, el italiano Renato Longo y el suizo Albert Zwiefel. Con cuatro, reluce el belga Roland Liboton.

Dentro del historial global es significativo, desde su instauración, destacar el dominio predominante ejercido por Bélgica, con 26 triunfos o títulos con la camiseta irisada, al que le siguen Francia, con 10; Suiza, con 7, y Alemania e Italia, con 6. España, nuestra nación, no ha logrado imponer su ley a lo largo de las sesenta y tres ediciones celebradas hasta el día de hoy. En la primera edición, que acapara los años1949-50, se impuso el corredor galo Jean Robic, que con su pequeña figura hizo verdaderas filigranas, distinguiéndose, lo recordamos, por su temperamento vivo puesto en la contienda, así como su alta pericia y abierta habilidad.

Louisville, sede de los próximos mundiales
Este año, el Campeonato mundial tendrá lugar en la población americana de Louisville, una página inédita, es decir, al otro lado del océano Atlántico. La citada población se erige en el Estado de Kentucky, a orillas del Ohio, emplazada más bien en la parte central este de Estados Unidos. Se ha escrito en los libros de historia que Louisville fue fundada en 1773 con el nombre de Falls City, que se traduce por la Ciudad de las Cascadas, frase que está en clara consonancia con aquella región en donde proliferan los saltos de agua y en donde es intensa la navegación fluvial. Dentro del campo industrial predomina a gran altura la elaboración de tabaco, un ingrediente que se exporta por todos los rincones de nuestro globo terráqueo.

Gerardo Fuster

Erik de Vlaemick

Final del sufrimiento

Comments

  1. Muy interesante. En las fotos que publicais me he fijado que los corredores usan diferentes configuraciones de bici: singles, con marchas, anchos de neumático muy dispares…¿Esto está reglamentado, hay alguna configuración ideal…? ¿Hay alguna web sobre el tema del ciclocross en general?
    Gracias por adelantado

    • LA verdad es que en internet podrás encontrar más que nada foros sobre ciclocross. Como web podríamos comentarte gravel.cc o prolly is not probably.
      El reglamento competitivo es bastante estricto en lo que se refiere a las cubiertas. Y Una configuración ideal no existe. En CX podrás ver gente con platos grandes o con platos pequeños con uno, dos, o tres. Incluso podrás ver gente con single speed. Cada persona adapta su bici a su bolsillo e exigencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: